Tarima maciza – Pino Melis Nuevo

Procedencia y disponibilidad.

Se encuentra en el sureste de Estados Unidos (entre Virginia y Texas). Sus
masas forestales, producción y exportación son importantes.
Descripción de la madera.

La madera de albura tiene un color que varia desde el blanco hasta el amarillo
pálido o naranja claro. El duramen se diferencia bastante bien, ya que
tiene un color que varía del amarillo anaranjado al marrón rojizo
o marrón claro. Los anillos de crecimiento son visibles. La madera de
verano forma bandas muy oscuras y la transición entre la madera de primavera
y verano es muy brusca y perfilada con un contraste llamativo. Los radios leñosos
son muy finos, no visibles a simple vista, excepto cuando se incluyen en un
canal resinífero transversal, formando un veteado en la superficie.

La fibra es recta, aunque se define como frecuentemente entrelazada para el
P. taeda. El grano es grueso o basto.
Presenta numerosos canales resiníferos, aunque en otras fuentes se cita
que tiene pocos, y contiene numerosos taninos. Tiene un fuerte olor a resina
que permanece después de que se seca la madera.

Propiedades tecnológicas.

El secado se realiza fácilmente y no se aprecian defectos, aunque en
el Pinus taeda se indica una tendencia a que se produzcan deformaciones y a
que aparezcan fendas. El aserrado es bastante fácil, aunque su elevado
contenido en resinas puede embotar las sierras siendo necesario adoptar las
precauciones para el aserrado de maderas resinosas. Las sierras con dientes
largos reducen los problemas del efecto de la resina. Presenta buenas aptitudes
para la obtención de chapa por desarrollo.

Se mecaniza fácilmente y el desafilado de los útiles es normal.
Tiene buenas aptitudes para el moldurado, torneado y taladrado. En el cepillado
y moldurado se puede producir repelo en las proximidades de los nudos cuando
se trabaja con velocidades de alimentación elevadas y con útiles
poco afilados. No es apta para el curvado al vapor debido a su alto contenido
en resina.

El encolado se realiza con bastante facilidad con adhesivos cuyo poder mojante
no se vea afectado por la presencia de resina, como las colas alcalinas (colas
de caseína, fenólicas en caliente con temperatura intermedia)
o incluso con colas que contiene un solvente (colas de resorcina por ejemplo)
Por el contrario los productos en los que el fraguado se realiza en medio ácido,
como las colas de urea formol no deben utilizarse en maderas muy resinosas.
Se recomienda realizar el encolado en superficies frescas, recién cepilladas.

El clavado y atornillado no presentan problemas. En el acabado se pueden producir
problemas de adherencia de la película del recubrimiento si la madera
presenta elevados contenidos de resina. Además la exposición al
sol o a fuentes de calor pueden traducirse en exudaciones de resina.

Durabilidad natural e impregnabilidad.

La madera está clasificad como medianamente durable o poco durable frente
a la acción de los hongos, sensible a los carambícidos y a los
anóbidos, y medianamente durable o sensible a las termitas.
La madera de albura es impregnable y la de duramen es poco o no impregnable.

Aplicaciones y utilización.

Chapas para recubrimientos decorativos. Tableros contrachapados. Carpintería
interior: Tarimas, suelos revestimientos, puertas, escaleras. Carpintería
de armar. Construcción naval: Mástiles. Postes, traviesas, embalaje.
Pasta de papel. Papel kraft.

Consideraciones.

Existen numerosas denominaciones para referirse a este grupo de especies, que
han creado una gran confusión e indefinición.
En España el nombre aplicado varía con la región así:
En la zona de Cataluña se denomina pino melis, en Baleares y Canarias
pino tea, y en la zona de Valencia pino mobila. En la práctica son pocos
los que conocen o emplean el nombre comercial piloto.

El origen de la denominación de pino melis se encuentra en el vocablo
francés Mélèze d´Europe ( que corresponde a la especie
Larix decidua Mill o Alerce. Esta madera presenta una textura característica
con una fuerte diferenciación de la madera de primavera de la de verano,
un espesor muy reducido de sus anillos de crecimiento (de 8 a 10 por cm), un
color pardo rojizo del duramen y una densidad variable entre 550 y 610 kg/m3.
De forma generalizada se utiliza la citada denominación para todas aquellas
coníferas (pinos o no), que cumplan con todo o parte de estas características.
La escasez de madera de género Larix, propició que maderas comerciales
extendidas como el pino amarillo del Sur, entre otros, haya absorbido la denominación,
sin que esto signifique que este tipo de madera deba tomarse como patrón
característico del nombre Pino melis.

La denominación Pino mobila se debe a que esta madera, procedente del
Sur de los Estados Unidos, se embarcaba en el puerto de Mobile.

Finalmente, la denominación de Pino tea viene a añadir mayor
confusión. En la norma UNE 56.504 “Nomenclatura de las principales
maderas comerciales extranjeras de coníferas” se indica que la
denominación de pino tea se aplica en España a cualquier madera
de pino que tenga muy diferenciada la madera de verano de la de otoño,
con predominio del color rojizo; y añade que en mercado de importación
se refiere, principalmente, al Pinus Palustris. Sin embargo, otras fuentes indican
que la denominación de pino tea se refiere principalmente al Pinus taeda,
y que su origen se debe a su aptitud para arder como una antorcha. Además
la denominación de pino tea tambien se utiliza para una clase de madera
de las especies Pinus canariensis (Pino canario) que tiene un elevado contenido
de resina, lo que le confiere un color caramelo traslúcido.